CONSULTA VETERINARIA a domicilio 24 horas URGENCIAS Y CIRUGÍAS. F: +569 50085152 EMAIL contacto@veterinariacafati.cl
Group Of Five Dogs Sitting In Front Of A White Background

MITOS DE LA ESTERILIZACIÓN DE PERROS

Un mito de la esterilización de perros para la mayoría de los propietarios es que “su” perro se va a morir en la cirugía. Si bien como cualquier procedimiento que requiere anestesia general, tiene un riesgo implícito. Sin embargo, es una operación que no lleva más de 25-40 minutos y se disminuye significativamente dicho peligro si se lleva a cabo en un hospital con instalaciones y médicos capacitados y se realizan estudios pre-quirúrgicos ―igual que se hace en cualquier cirugía en humanos― para evaluar al paciente previo al procedimiento. Por ser tan común, se realizan varias cirugías  por semana y esta rutina hace que sea más segura. La anestesia inhalada y los monitores con los que se cuenta actualmente, el perro está supervisado todo el tiempo y una vez terminada la cirugía, el paciente se incorpora en 20 minutos.

Para el caso de los machos la preocupación principal de la esterilización de perros es que los machos se vuelvan muy débiles de carácter, que engorden o que ya no puedan servir como guardianes. La realidad es que los perros bajan sólo en algunos casos su agresividad debido a que ya no hay una competencia con otros machos por cruzar a las hembras en celo o bien por territorio, pero el perro sigue teniendo afinidad por su propietario y por su casa y eso hace que los defiendan igualmente si están o no castrados. Con respecto al miedo a que suban de peso, es una realidad que el metabolismo de los perros castrados es un poco más lento y tienden a acumular un poco más de grasa, pero en la gran mayoría de los casos con un ajuste en la dieta y a veces sin ajuste, puede controlarse sin ningún problema el peso del ejemplar.

Uno de los mitos principales de la esterilización de perras es la “necesidad” de que tengan un celo o una camada antes de esterilizarse, esto es completamente falso. Hoy día se sabe que las perras pueden esterilizarse desde las cuatro semanas de edad sin problema alguno, no tiene repercusiones como quedarse pequeñas, es decir, no crecer completamente, padecer osteoporosis, etcétera; inclusive es lo más recomendable para reducir prácticamente a cero las posibilidades de formación de tumores en glándulas mamarias. Otro mito muy difundido es que si no tienen una camada se pueden afectar su personalidad, eso es una concepción de “humanización de las perras”; la realidad es que las perras no sufren por no tener cachorros, no se “amargan” ni  mucho menos; es más, se evitan muchos problemas como cesáreas de emergencia, cachorros por todos lados y muchos gastos.

El sobre peso es otro miedo común, que al igual que con los machos, con ajustes a la dieta, en la mayoría de los casos, se les pueden mantener sin problemas.

REALIDADES DE LA ESTERILIZACIÓN DE PERROS

Las realidades de la esterilización de perros son: que es un procedimiento rápido, indoloro si se realiza por profesionales, que en unos cuantos días estará su mascota como si nada, y que se lograrán grandes beneficios. Es verdad que el metabolismo de los perros esterilizados baja, por lo que tienden a bajar su actividad y a subir de peso, pero estoy seguro que no renunciarán a paseos y juegos con sus propietarios, que junto con la dieta ayudarán a mantener a su mascota en forma.

ESTERILIZACIÓN DE PERROS TEMPRANA 

Se le llama esterilización temprana cuando la cirugía se lleva a cabo en las primeras semanas de edad,  frecuentemente entre la semana 8 y 12 de edad. Tiene grandes ventajas con respecto a la esterilización en adultos, como por ejemplo, una recuperación todavía más rápida, menor riesgo de sangrado, así como la reducción casi a cero de riesgos por hormonas sexuales, incluyendo los tumores de glándula mamaria en la hembra y de próstata en machos. No afecta el crecimiento del cachorro, así que se ha utilizado este procedimiento, principalmente por criadores importantes, para evitar que se reproduzcan indiscriminadamente perros con sus líneas de sangre.